Consejos para iniciarse como traductor autónomo II – Encontrar clientes

Si ya has tomado la valiente decisión de comenzar tu andadura como traductor autónomo, probablemente porque has calculado ciertos riesgos y has considerado que merece la pena intentarlo, ahora tu tarea principal será encontrar un número clientes que te garantice el volumen de trabajo necesario para vivir de la profesión. En la anterior entrada recomendaba dar el paso después de haber sopesado una serie de medidas, y de haber previsto contingencias tales como el tiempo que podrías subsistir con un nivel de trabajo escaso o inexistente. Bien, hecho esto, ahora lo que debes hacer es centrarte en ampliar tu cartera de clientes.

Lo primero es decirle al mercado de la traducción que estás ahí y que eres un traductor profesional, capacitado y serio en el que poder confiar. Y para ello será necesario hacerse algo de publicidad. Hay métodos publicitarios gratuitos y otros de pago, y todos ellos son en cierto modo necesarios para hacernos hueco entre la enorme competencia de nuestro sector.

Publicidad gratuita

Si Internet es nuestra herramienta principal de documentación y consulta durante las traducciones también es un excelente medio publicitario. A estas alturas deberás tener un currículum actualizado y perfectamente adecuado para el sector de la traducción. Tenlo a mano porque te será útil para crearte perfiles (cuentas de usuario) en las siguientes páginas web, una suerte de escaparate que te dará a conocer nuevos clientes:

  • Proz.com es la comunidad de traductores más grande que existe y por tanto la más utilizada por clientes y agencias de traducción cuando buscan algún profesional para sus encargos. Independientemente de su polémica filosofía de cobrar por cualquier servicio nuevo que crean o de las ofertas de traducción con tarifas irrisorias o de su nada disimulada inclinación a estar del lado de las grandes agencias, corporaciones y empresas de traducción que les pagan por la publicidad es imprescindible estar presente en ella. Créate al menos una cuenta gratuita.
  • Linkedin.com es la red social para profesionales de todos los ramos, una especie de Facebook con el que podemos establecer contacto con profesionales de nuestro sector. Esta página se ha hecho muy importante en muy poco tiempo, tanto es así que alguien que se precie como profesional de cualquier ramo está obligado a tener su perfil en esta página.
  • Traditori.es, que como puede comprobarse por el dominio .es, es una nueva red social en español específica para traductores pero que crece día a día. Dejando a un lado el tema de si el nombre es apropiado o no, algo largamente discutido en varios foros de traductores, creo que merece la pena echarle un vistazo.
  • Translatorscafe.com disfrutó de cierto esplendor en el pasado, pero Proz, que se ha renovado con más regularidad ofreciendo nuevos servicios (de pago y gratuitos), les ha robado un gran número de usuarios.
  • Gotranslators.com es otra página para traductores y empresas del sector de la traducción. Yo nunca la he usado, más que nada porque en Proz prácticamente he visto cubiertas mis necesidades, pero la dejo aquí porque he oído hablar a menudo de ella.
  • Acuarius.net es una suerte de Proz o Translatorscafe pero a mi parecer bastante venido a menos.
  • TranslatorPub.com, por el diseño de la página se parece mucho a Translatorscafe. Creo que merece la pena echarle un ojo y decidir luego si conviene crearse el perfil.
  • Watercooler.com es una combinación de red social y comunidad tipo Proz que no he tenido ocasión de investigar a fondo porque es un sitio de pago, aunque ofrece la posibilidad de probarlo gratis durante 7 días. Ya sólo el hecho de imponer de entrada el pago para usarlo (independientemente de los días de prueba) para mí es motivo suficiente para descartarlo, pero ahí lo dejo por si pudiera ser de interés a otras personas.

Es muy importante que el perfil sea lo más completo posible. En estas páginas podremos acceder a ofertas de trabajo (que también nos llegan a nuestro correo electrónico) y los clientes interesados en nuestro perfil podrá ponerse en contacto con nosotros. Así que cuanto más atractivo sea nuestro perfil más posibilidades tendremos de que se fijen en nosotros. Obvio, ¿no?

Como he dicho algo más arriba, Proz ha logrado hacerse con el mayor número de miembros y es actualmente la comunidad más grande de traductores. En ella podemos crearnos una cuenta gratuita o de pago, ofreciendo esta última una serie de servicios añadidos como son, entre otros, un mejor posicionamiento en los directorios de búsqueda para que los clientes interesados en perfiles similares al nuestro nos encuentren antes, recibir ofertas de trabajo exclusivas para miembros de pago y, quizá el más útil de todos, la posibilidad de ver comentarios y valoraciones de las agencias de traducción o clientes en el llamado Blue Board. En mi caso, Proz ha servido para encontrar nuevos clientes, pero hasta ahora no he conseguido ni un encargo de traducción anunciado con ellos. Por un lado, la mayoría de los trabajos publicados ofrecen tarifas que están muy por debajo de lo aceptable y por ello no me digno ni tan siguiera a postular. Por otro lado, la competencia es atroz, lo que provoca que el ofertante elija muchas veces al traductor de tarifas bajas. Pero dejemos este tema de las tarifas, objeto de una entrada monográfica que tengo pensada para el futuro. Para mí está claro que estar en Proz, ya sea con una cuenta gratuita o de pago, es bastante recomendable a pesar de todo.

Publicidad de pago

Como toda empresa que comienza a funcionar al principio suele ser necesario hacer una inversión económica. A continuación listo una serie de productos o servicios de pago que me parecen interesantes para traductores:

  • Página web con un dominio propio. Esto implica varios gastos: a) buscar una empresa de alojamiento (hosting) y adquirir un dominio adecuado (esto podría ser tema para otra entrada), b) contratar a un diseñador web para que nos haga una página personalizada y finalmente c) mandar traducir a los idiomas que nos interese los contenidos de dicha página. El hosting suele costar entre 20 y 50 € al año, el precio del diseño de la página depende de muchos factores y por eso es absurdo que dé una cifra orientativa, y para la traducción de los contenidos cada uno deberá elegir la oferta que más le convenga. De todos estos gastos sólo el hosting debe pagarse de forma anual. Una vez que tengamos diseñada y traducida nuestra página ese gasto se puede amortizar con los clientes que nos lleguen por esa vía. Tener una página web propia da una imagen profesional y de dedicación total muy importante para los clientes.
  • Cuenta de pago en Proz u otras páginas especializadas de traductores. Ya lo he comentado más arriba. En mi caso, la cuenta de pago en Proz me ayudó bastante en mis inicios como traductor autónomo: no conseguí ningún trabajo de las ofertas que publican regularmente, pero fue decisivo para que muchos de los clientes para los que trabajo actualmente dieran conmigo.
  • Tarjetas de visita. Pienso que como profesionales siempre habrá alguna ocasión, seria o desenfadada, en la que tener a mano nuestras tarjetas de visita no sólo nos hará quedar bien, sino que podrá ayudarnos enormemente a encontrar clientes nuevos donde menos nos lo esperamos (en conversaciones con amigos, familiares, en reuniones o convenciones para traductores, etc.). O al menos a establecer el primer acercamiento con un cliente potencial.
  • Páginas Amarillas. Las menciono aquí precisamente porque desaconsejo esta vía de publicidad. Los motivos son varios: anunciarse con ellos es muy caro, no es práctico (me da la sensación de que cada vez hay menos gente que las usa) y además, una vez que uno está en su base de datos, es objeto de llamadas constantes y muy molestas para que te vuelvas a abonar. Las experiencias que conozco de aquellos que han estado en las Páginas Amarillas son nefastas.

Otras formas de darse a conocer

  • Crear un blog sobre traducción. ¿Qué es lo primero que haces cuando un cliente te contacta? Exacto, ir a su página web a echar un vistazo. Pues eso es lo mismo que hacen las empresas cuando dan contigo, buscar en la red más información sobre tu persona o perfil profesional. Tener un blog se puede entender como que te gusta de verdad la profesión de traductor y es una buena posibilidad para que tus clientes comprueben, entre otros, tu capacidad de expresión, tus conocimientos en el sector y tu nivel de profesionalidad.
  • Participar en foros de traductores. No sólo es una buena forma de conocer a otros colegas más experimentados que tú y de los que aprender muchas cosas valiosas, sino que también es una vía de encontrar trabajo. En los foros de traductores, que no sólo están frecuentados por profesionales autónomos, sino también por agencias (además de que cualquier colega puede convertirse en un momento dado en un cliente), se publican de vez en cuando ofertas de trabajo interesantes.

Probablemente hay más formas de encontrar clientes que las que he indicado en esta entrada, pero creo que estas son las principales o, al menos, las que a mi me han dado buenos resultados. Para conseguir clientes quizá el mejor consejo sea dar siempre una imagen profesional y utilizar todos los recursos disponibles para darnos a conocer. Casi me atrevería a decir que es una cuestión puramente estadística: cuanta más y mejor presencia tengamos en el mercado de la traducción más probabilidades existirán de que nos contacte un cliente.

Relacionado:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s